Plan de regularización en las residencias de adultos mayores

Provincia 06 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Estado de alerta para los geriátricos en medio de la emergencia sanitaria. En el distrito hay tres establecimientos.
asilo
Cañuelas cuenta con tres residencias de adultos mayores, el asilo ‘San José’ y dos privadas.

Desde el mes pasado el Senado bonaerense convirtió en ley un proyecto que declara el estado de emergencia en los geriátricos en medio de la pandemia del coronavirus y la expansión de casos entre adultos mayores alojados en esos centros. 

La medida tendrá vigencia mientras per­sista el estado de Emergencia Social, Econó­mica, Productiva, Energética y de Prestación de Servicios, vigente en la Provincia desde antes de la declaración de la cuarentena. 

De esta manera se busca que los geriátricos cumplan con los requisitos mínimos estable­cidos en el marco de la pandemia y puedan continuar funcionando mientras tramitan la correspondiente habilitación. 

En nuestro distrito se cuenta con tres de estos lugares, el asilo ‘San José’, y dos pri­vados, en Sarmiento al 100, y en Lara y Sar­gento Cabral. El año pasado cerró un lugar que estaba ubicado sobre Ruta 205. Estos sitios han sido visitados recientemente por las autoridades de Salud y de Gobierno del municipio, los cuales proveyeron de vacunas antigripales y para el neumococo. 

Pero además se dio media sanción a un proyecto que pretende modificar la Ley 14.263, la que regula el funcionamiento de las residencias para adultos mayores, sean públicas o privadas. Esa iniciativa indica que “los establecimientos geriátricos sean ins­peccionados al menos una vez al año por la autoridad de aplicación, debiendo fiscalizar el cumplimiento de los requisitos estableci­dos”. Asimismo, dice que “las autoridades municipales podrán realizar las inspecciones y cuanto más actos de control consideren pertinentes, labrando las actas de constata­ción respectivas que deberán ser elevadas a la Autoridad de Aplicación a fin de promover las pertinentes actuaciones administrativas”. 

La ley que regula las residencias establece que ‘‘la habilitación, categorización y fisca­lización de los geriátricos es otorgada por el ministerio de Salud. Cumplido ese requisito, los municipios deben registrar dicha habilita­ción, y tienen competencia concurrente con el ministerio, entonces ambos son responsa­bles”. 

A su vez, el proyecto crea un “Registro Provincial de Inspecciones de los estableci­mientos habilitados, cuyo contenido tendrá carácter de información pública, y obliga a los geriátricos a difundir el número de habili­tación en toda publicidad”. 

En nuestra provincia funcionan 977 geriá­tricos habilitados por el ministerio de Salud bonaerense, mientras que 1.993 estableci­mientos lo hacen de manera irregular, esto es sin todos los requisitos legales. 

Para las autoridades sanitarias, los geriá­tricos representan un peligro potencial, que requirió de la aplicación de un protocolo es­pecial ante la posible detección de casos sos­pechosos de coronavirus. 

Según Salud, en los más de mil espacios de alojamiento para los adultos mayores habili­tados residen algo más de 34 mil personas. 

La Dirección de Fiscalización Sanitaria del ministerio de Salud es que empezó a enca­rar un nuevo relevamiento de los geriátricos, pero a partir del coronavirus se intensificó la búsqueda de los no habilitados. 

En ese sentido se permite el funcionamien­to excepcional, precario y transitorio, mien­tras se tramita la regularización, en la medida que se cumplan determinados requisitos mí­nimos. 

A partir de la declaración de emergencia, se creó el Programa Geriátricos, por el cual se entregarán subsidios a las entidades, pri­vadas o públicas, para la adquisición de insu­mos, equipamientos y mejoramiento edilicio.