Valentina Fazio, la niña de oro que es todo terreno

Deportes 21 de octubre de 2023 Por Jonatan Pedernera
Jugadora de Tenis de Mesa del barrio Buen Pastor, se quedó con la medalla dorada en los Juegos Nacionales Evita. Con apenas 11 años, representó a la Provincia y a Cañuelas. Además, participa en el fútbol en el ‘Tambero’ y estudia inglés.
Foto Página 18 arriba
Bandera, medalla y aplausos. Valentina tiene 11 años y es una joven multifacética. Y fana de River.

Con la bandera de Cañuelas al frente y el brillo de la medalla, así terminó Valentina Fazio en Mar del Plata. La jugadora de tenis de mesa de apenas 11 años se coronó en La Feliz en un 2023 que sigue bien cargado en su agenda. La niña es una todoterreno: va a la Escuela Primaria N°27, se entrena por la noche en el club San Martín y además forma parte de uno de los planteles de fútbol de Cañuelas FC. Ah, y como si fuera poco, también estudia inglés.

Fazio, que se destacó en la categoría Sub 14 en Hurlingham, se apegó a la disciplina en plena pandemia y ya no paró. “Pusimos una red a la mesa del quincho y nos pusimos a jugar con mi hermano y mi papá. Me copé tanto que en febrero de este año me anoté en el club y me fui perfeccionando con el profesor Facundo Silva”, le contó la joven a El Ciudadano.

Por sus características, los especialistas de la materia la apuntan como una de las grandes promesas del distrito y creen que en los Juegos Bonaerenses del próximo año va a ser una de las deportistas más destacadas en toda la competencia.

Y respecto a uno de sus logros más importantes, dijo: “Es la primera vez que  participo en un torneo representando a la provincia de Buenos Aires y a Cañuelas en estos Juegos. Estoy muy contenta, fue una experiencia inolvidable y la medalla es un verdadero orgullo para el distrito. Además, conocí a muchos chicos y chicas de diferentes lugares”.

Antes de llegar al campeonato en la ciudad balnearia, tuvo que clasificarse en un certamen de Zárate, donde hizo uso de sus mayores virtudes, el saque y el drive. Además, se llevó la Copa Argentina. Ahí, la chiquita del barrio Buen Pastor se dio cuenta de que lo suyo con el tenis de mesa venía en serio.

En los Nacionales dejó en el camino a Santa Fe, Santiago del Estero y San Luis. Tuvo un partido muy bravo ante Tierra del Fuego, ya que la delegación rival le puso picante a la semifinal con los festejos de cada punto. Pero Fazio se mantuvo en sus cabales y enfocada en el juego, después de estar en igualdad, 10  a 10, y terminó 14 a 12 arriba. Luego, ya más relajada, brilló contra Corrientes, 11 a 7. “Pude demostrar todo mi juego y me mantuve tranquila. En el segundo set me destaqué y pude definirlo a un gran nivel”, recordó.

“Es una jugadora muy ofensiva, le encanta atacar y es aguerrida. Es completa y por ser su primera etapa, está en el buen camino. Aprende muy rápido los golpes y está creciendo a la par de sus compañeros. Hay muchos proyectos para jugar en varias ligas y el año que viene tenemos los Juegos Bonaerenses”, contó su entrenador Silva.

Puesto Viejo

Con la atenta mirada en la pelota, la concentración latente y una disciplina intachable, Valentina transcurre los días como si fuera una chica grande. De hecho, sus padres valoran el esfuerzo que hace día a día. “Nos sorprende. Siempre amó el deporte y le encanta entrenar. La vieron muchos entrenadores y sinceramente, recibimos  felicitaciones todo el tiempo por ella, es nuestro gran orgullo”, reveló su mamá Karina.

El amor por este deporte viene de familia. Su hermano Federico, de 15 años, empezó a jugar a los 6, pero dejó la actividad en pandemia.

También es futbolista
 El Tenis de Mesa no es la única pasión que tiene Valentina. River y el fútbol también   ocupan un lugar importante en su vida. Tiene una locura por el millonario: es infaltable en el Monumental.

Su historia con la pelota más grande arrancó de la mano de su hermano. De tanto acompañarlo, a Valentina le picó el bichito y empezó a ir a la escuelita de Cañuelas. Su fanatismo fue tal que la sumaron al peloteo con las chicas más grandes, ahí conoció a Fiorella Patullo y Martina Iraola, una de las referentes del Fútbol Femenino del ‘Tambero’ que juega en Boca y en la Selección. Con ellas como estandartes, se afianzó y pasó a formar parte del plantel en la liga FutFem. Hoy arrancará el Mundialito, donde espera consolidarse en uno de los torneos importantes.

Los días para Valentina Fazio están ocupados por el deporte. Pero el estudio y sus obligaciones no quedan en el camino: “Trato de cumplir con todo, voy al colegio a la tarde y trato de llegar con todas las ganas para agarrar la paleta. Sé que si sigo entrenando voy a mejorar mi rendimiento y mis golpes”.

‘Valen’ también dio detalles de otra faceta que sumó en su agenda personal: “Aparte de todo eso, estudio inglés. Ojalá me ayude en un futuro”.

Con los conceptos bien claros, afirmó que va a tratar de sacar provecho de todo: “Hay que descansar bien. Espero seguir entrenando con ganas para mejorar. Por ejemplo, mi saque es muy fuerte y me ayuda a cerrar varios partidos. Tengo que potenciar eso y corregir mis puntos flojos”.
Está claro que no la frena ningún desafío.

Te puede interesar