Recorrida por la Variante Cañuelas y el Camino del 72

Este viernes, Gustavo Arrieta supervisó el avance de dos obras estratégicas para el distrito. Tendrá impacto en la circulación y mayor conectividad con Udaondo.

Interés general 02/07/2023 El Ciudadano
Foto 3 arriba
La Variante Cañuelas ya empieza a mostrar un gran avance. Tiene 10 kilómetros de extensión.

El Administrador General de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, recorrió este viernes el avance de dos obras estratégicas. No sólo para Cañuelas sino para la región: la Variante Cañuelas de la autopista que desemboca en el ingreso por Pellegrini, y la pavimentación del Camino del 72 que conecta la localidad de Gobernador Udaondo con la Ruta Nacional 3.

El funcionario cañuelense visitó ambos frentes de obra acompañado por funcionarios, concejales y responsables de las empresas que llevan adelante los trabajos.

El Camino del 72 se ejecuta en cuatro tramos simultáneos y lleva un muy buen porcentaje de avance. Además de favorecer y potenciar la producción agrícola de la zona, la obra permitirá una conectividad más ágil y eficiente con la ciudad cabecera de Cañuelas.

Foto 3 abajoLas máquinas trabajan a pleno en el Camino del 72 que une Cañuelas con Udaondo.

El asfalto se extenderá entre la Ruta 3 y la Ruta Provincial 215, en una longitud de 28,4 kilómetros, e incluye la iluminación en la intersección de las rutas 3, 215 y la ruta provincial 6, así como trabajos de saneamiento hidráulico en toda la zona.

En tanto, la Variante Cañuelas implica 10 kilómetros de extensión en forma de circunvalación a la ciudad de Cañuelas, y tendrá un impacto directo en la circulación en nuestro distrito y también en la logística de diferentes productos y servicios, ya que conectará a la ciudad con la autopista desde el acceso por Pellegrin, vinculando además la propia autopista con las rutas 3, 205 y 6.

Obras

Te puede interesar
Lo más visto
a5f421cd-1a7c-4985-8e7d-18083ef0d765

Senado: graves incidentes con quema de autos, enfrentamientos y detenidos

El Ciudadano
12/06/2024

Manifestantes con carteles de agrupaciones de izquierda quemaron coches y arrojaron bombas molotov y piedras. La policía aplicó el protocolo anti-piquetes y detuvo a 19 personas. Diputados de UxP pidieron parar el debate hasta terminar con los incidentes, pero la vicepresidente Victoria Villarruel se negó.