Sigue detenido el hincha implicado en los incidentes

Policiales 03 de marzo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Cfc 1
El árbitro del partido en Cañuelas y San Martín de Burzaco con algunas de las piedras arrojadas durante el partido. - FOTO TRASMISIÓN NAC&POP.

De los tres supuestos barra bravas apresados por la policía durante los incidentes en el partido de Cañuelas y San Martín de Burzaco, sigue una persona detenida.
Miguel Angel Suárez, de 25 años, fue quien recuperó la libertad el pasado 13 de febrero luego de la excarcelación que hizo su abogado particular. Mientras tanto el joven cañuelense sigue sujeto a proceso.
Otro vecino, Ezequiel Juan Suárez, de 21 años, que había sido esposado, corrió la misma suerte de volver a su casa.
El último que resta  por salir es Diego Suárez.
Como se recordará, el encuentro deportivo tuvo que ser suspendido antes de finalizar el primer tiempo por incidentes que se generaron entre gente del Tambero que no había sido autorizada a ingresar al Estadio Arín.  En medio de las pedradas y balas de goma, tres presuntos barra bravas fueron detenidos. 
Suárez, sigue detenido. El joven enfrenta una causa por ‘atentado a la autoridad agravado’ y ‘lesiones leves’ desde el día 9. Si bien el delito que se le acusa no es detenible, lleva cumplida una sentencia condenatoria. Eso lo hace que permanezca todavía encarcelado. El nombrado tiene antecedentes por ‘amenazas calificadas’, ‘portación ilegal de arma de guerra y resistencia a la autoridad’ y ‘lesiones leves y resistencia a la autoridad’.
Ambos hermanos Suárez son hijos de un dirigente del gremio de Fesimubo.