El proyecto de cambiar el nombre a la calle Libertad genera rechazos

Interés general 21 de noviembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
En el Concejo Deliberante se propone bautizarla como Eva Perón a partir de una iniciativa del Frente Gremial, la que no cuenta con el apoyo de más de 500 vecinos que se manifestaron en un petitorio, además de otro de manera virtual.
calle Libertad

“Las tardecitas de Buenos Aires tiene ese, que sé yo”, dice un tango. En Cañuelas un cambio de nomenclatura por el nombre de una mujer es reprochada por un sector de la población, que pidió no seguir adelante con el proyecto.  
A través de una carta a la presidenta del Concejo Deliberante Margarita Trejo, en seis puntos, enumeran su rechazo al reemplazo. Se trata de una movida colectiva encabezada por el matrimonio de Ruth Casey y de Juan José Iñiguez, ex dirigentes de Coalición Cívica de Cañuelas, quienes reunieron un total de 537 firmas en 29 planillas, además de firmas en la plataforma change.org, para impedir el cambio de la avenida Libertad por el de Eva Duarte.  
Esta arteria ha tenido sus idas y vueltas. El año pasado, con motivo del natalicio de Evita, el Concejo dispuso llamarla Eva Perón, durante tres días. Y yendo a los orígenes del distrito, la actual avenida nació como Buenos Aires y permaneció así durante medio siglo. En los años del conservadurismo fue denominada Miguel A. Irigoyen y cuando se cumplió un año del fallecimiento de la mujer de Juan Domingo Perón, se pasó a llamar Eva Perón. Con la dictadura de Eduardo Lonardi, se rebautiza como Libertad hasta la actualidad. 
Resulta que el Frente Sindical presentó en octubre una nota en la que solicitó que se le restituya el nombre de Eva Perón a la avenida. En consecuencia, apareció en este mes otro pedido expresando lo contrario. 
Los firmantes al rechazo afirman que el nombre de Libertad, “hace 65 años existe en nuestras vidas, une a los vecinos dado su significado inequívoco, que trasciende ideas y pertenencias políticas, pudiendo, como habitantes de este partido, sentirnos parte sin importar nuestra militancia o falta de ella”.  
Tal vez con el objetivo de frenar un ritmo de imposiciones de nombre de personas vinculadas al justicialismo, estiman que no debe ser evocado en este momento. “Invitamos a reflexionar respecto a brindar un tinte estrictamente partidario a nuestra principal Avenida, no se puede desconocer que la modificación generaría rispideces en lo cotidiano, que los vecinos no necesitan en este momento de gran incertidumbre social, sanitaria y económica”, establecieron en el segundo punto.  
Según los firmantes, “no es una medida que deba tomarse en momentos de pandemia, aislamiento y crisis. Por el contrario, necesitamos proyectos sustanciales que mejoren nuestra calidad de vida y que involucren a todos los sectores de la comunicad, uniendo a la ciudadanía”.  
Eventualmente este camino, generaría erogaciones y contratiempos innecesarios, en momento donde es dificultoso transitar lo cotidiano” 
“Dejamos expreso que apoyamos la decisión de destinar el nombre propuesto a nominar un barrio, institución y/o calle –que no involucre las principales arterias cañuelense-lo que no generaría trastornos para habitantes y viajantes o turistas que ya reconocen la Av. Libertad y similares como tales”, afirman en otras de las consideraciones.  
“No significa un desconocimiento de la trascendencia que la figura de la señora Eva Duarte de Perón tiene en nuestra historia, sino, es un aporte para favorecer la amistosa convivencia entre vecinos procurando no cargar todos los aspectos de la vida con connotaciones político-partidarias”, agregaron.  
Y cerraron: “Abogamos por vuestra prudencia considerando que no es la intención dividir a los cañuelenses, para quienes la Avenida Libertad, siempre será, la Avenida Libertad”.


Leandro Barni – [email protected]