Con tres allanamientos avanza la investigación por el ataque a la perito policial Vivian Rodríguez

Policiales 10 de octubre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
En el barrio Libertad se efectuaron dos de los registros. Secuestraron un ciclomotor. No hay detenidos.
vivian

Separados por más de 20 kilómetros de distancia, dos puntos se conectan entre sí por las sospechas de la violencia compartida contra Vivian Rodríguez, la oficial de policía de nuestra ciudad. El ataque contra la perito de la Policía Científica se produjo en el Camino Panelo, mientras entrenaba y llegaba a Uribelarrea con una de sus bicicletas todo terreno.  
La mujer tenía su hobby de hace años del ciclismo y los deportes extremos. En la tarde del 21 de septiembre había salido desde su populoso barrio hasta el Camino Panelo a entrenar, como lo hacen la mayoría de los ciclistas de la zona. En aquella jornada mientras arreglaba el rodado, fue sorprendida por dos sujetos en moto y con al menos tres perros galgos.  
Sobre el episodio hay sospechas que el ataque estaría vinculado a su actividad laboral. No hay testigos del suceso. Solo se cuenta con un operario de una empresa de electricidad que vio pasar una moto azul con dos ocupantes.  
Un grupo de policías se encuentra en plena investigación por el caso de la mujer y asegura que ya tiene identificado a posibles autores del caso. En el marco de esa pesquisa, esta semana se llevaron a cabo tres allanamientos en un área alejada del lugar del hecho. Los operativos no aportaron mucho para la causa, pero en uno de ellos secuestraron un ciclomotor azul.  
Conforme reveló una fuente oficial a El Ciudadano, los procedimientos se hicieron en tres domicilios de la periferia. Como se dijo, los objetivos arrojaron un resultado un tanto negativo.  
En calle Echeverría del barrio Libertad los detectives se encontraron con una moto, color azul, de 110 de cilindrada, similar a la descripta por la víctima cuando fue asaltada y herida en el Panelo.  Resulta que uno de los jóvenes sospechosos es pariente de otra persona que fue allanada en calle Rojas y Cañuelas donde hay unos perros galgos.  
Sin embargo, los pesquisas no alcanzaron con esto para obtener material probatorio y solicitar la detención de los sujetos, que serían “jóvenes”, “flaquitos” y “morochos”, como recordó la cañuelense. Aunque tenían las caras cubiertas.     
En el resto de los registros no se secuestraron armas. Se busca un revólver calibre 32. La mujer recibió dos impactos de bala a corta distancia. Los proyectiles no llegaron a encontrar órganos vitales ni a romper huesos. Por lo que su intervención quirúrgica fue simple y su internación fue corta.  
Al parecer fue todo un hecho de robo que se transformó luego en un acto de venganza por ser la victima una integrante de la policía. Uno de sus maleantes la reconoció y ordenó al otro gatillar.  
Habrá más operativos pedidos por la Fiscalía 2 a cargo de Norma Pippo, quien todavía no pudo terminar de calificar ni describir los hechos porque no hay detenidos, aunque se encaminan a ‘homicidio agravado en grado de tentativa, en concurso real’ y ‘robo agravado por el uso de arma de fuego en tentativa’. 


Leandro Barni – [email protected]