Centros de Salud piden mayor seguridad por agresiones

Salud 25 de julio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Un incidente en la salita de Máximo Paz reavivó un tema de las agresiones e intimidaciones al personal de Salud. Quejas del gremio de ATE. Podrían levantar el turno noche. ¿Falta de recursos?
IMG-20200724-WA0001
La guardia de la salita de Máximo Paz fue el escenario del último episodio violento.

Amenazas, golpes, sustracciones, dentro y fuera, en el horario que sea, vienen siendo una situación permanente en los centros de Salud.  Representantes gremiales se dirigieron a las autoridades para mejorar la seguridad en los centros asistenciales.

Desde la seccional cañuelense de ATE escribieron al director del Hospital Marzetti y la intendenta municipal para plantear varios puntos que consideraran esenciales para mejorar su seguridad y la atención de las emergencias.

Alguna vez ante los episodios y luego de sus reclamos, en distintos años se colocaron rejas, como en la mesa de entradas de la Guardia del Marzetti, cerrojos a puertas de acceso a sectores sensibles, cámaras y el refuerzo de efectivos de seguridad. 

El último episodio que se difundió se conoció el pasado fin de semana, protagonizado por un muchacho que pateó el ingreso a la salita de Máximo Paz, luego una ambulancia estacionada y el coche del ambulanciero.

La intervención policial de esa localidad impidió que el hecho pase a mayores.

Resulta que el joven había llegado para recibir atención médica en momentos que la médica a cargo estaba realizando un informe de una persona detenida, la que había sido trasladada por personal del Destacamento de Alejandro Petión. Ante la demora de recibir atención empezó a los gritos y golpes contra la puerta de los consultorios, una ambulancia y un auto que resultó ser del ambulanciero.

Finalmente el exaltado logró ser reducido. Se trataba de Mario Bustamante, de 22 años, quien fue imputado de contravenciones por causar desorden en la vía pública. 

Los profesionales y no profesionales de la Salud tienen fresco en su memoria otros hechos.  

A esto se suma la preocupación de estar trabajando en lugares donde se atiende a personas con COVID-19.

Desde el año pasado, los trabajadores sanitarios vienen solicitando tener más seguridad, sobre todo en el horario nocturno.

Inclusive ya no se cuenta con un servicio de doce horas que prestaba la Guardia Urbana en la Unidad Sanitaria de Máximo Paz. En otro momento contaban con un hombre, que era un bombero voluntario, que oficiaba de Seguridad por la noche.

“Los fines de semana por la noche, inclusive los feriados, cuando empieza a oscurecer es cuando ocurren situaciones de inseguridad”, detalló una trabajadora del área mencionada.  

A pesar de nuevas reuniones entre los trabajadores y las autoridades del Marzetti, “no hubo ninguna mejora. Se hacen notas y pedido de personal, pero nadie trajo policía ni ningún efectivo de seguridad. Nos están dando vueltas. Lo que provoca esto es tener bronca y trabajar con miedo. No sabés si cuando salís por un traslado de un paciente encontrás todo como dejaste en la salita”, reconoció un empleado sanitario.

 Definiciones

“Ante el nuevo hecho de inseguridad vivido esta madrugada (domingo 12) en la unidad sanitaria de Máximo Paz, ATE Cañuelas expresa su repudio y elevará por nota a las autoridades pertinentes con la exigencia de mayor seguridad para esta Sala, en la cual los trabajadores y trabajadoras de la Salud vienen padeciendo hechos de violencia, asaltos y maltrato”, indicaron desde la entidad gremial local.

“Exigimos que se tomen las medidas necesarias, desde las autoridades del Hospital Dr. A. Marzetti y Policía de Cañuelas para que resguarden –siguen manifestando desde ATE–la seguridad de los agentes de la Salud, que vienen padeciendo desde hace meses excesos y robos. De continuar así, nos vemos en la obligación de hacerlos responsables de los daños mayores que pudieran ocurrir”.

Además advierten que “de no resolverse en lo inmediato lo planteado –en más de una oportunidad–, solicitamos a la señora  intendenta Marisa Fassi, el cierre nocturno de la misma, un logro para esa comunidad,  que hoy está exponiendo al límite la vida de nuestros compañeros”.

Además, solicitan “mayor seguridad en el propio Marzetti para quienes velan por nuestra salud”.