Preocupación en los comerciantes el tarifazo y la caída del consumo

La Cámara de Comercio local se expresó por la actual situación y la suba de los servicios. Las ventas minoristas se derrumbaron 7,3% en abril. El Ciudadano recorrió diferentes negocios y habló con los vendedores y clientes. La calle está dura.

Interés general 27/05/2024 Leandro Barni
Foto Página 2
Dos locales cerrados en la avenida Libertad, todo un síntoma de la difícil coyuntura económica que atraviesa nuestro país. Los comerciantes están muy preocupados.

Las ventas minoristas pymes descendieron 7,3% anual en abril, a precios constantes, y acumulan una caída de 18,4% en el primer cuatrimestre del año. En la comparación mensual desestacionalizada, repuntaron un 1,6%, indica la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El comercio minorista sigue sintiendo la dinámica decreciente del poder adquisitivo de los consumidores, que ha recortado gastos en todos los rubros.

En mayo se pudo observar, según la CAME, el regreso de las cuotas sin interés en algunas casas de electrodomésticos y materiales de la construcción, sobre todo, que ayudaron a la venta.

Con respecto a lo que pasa en nuestra ciudad, el presidente de la Cámara Comercial e Industrial de Cañuelas, Gustavo Sacco, sostuvo que “atravesamos un momento doloroso y aguanta el que tiene un poco, siempre y cuando no haya tomado deudas, ni cuentas corrientes y haya sido prolijo. Así subsiste. O se resurge o se termina mal. Son inciertas las medidas económicas y es evidente la retracción del consumo”.

Sacco, que tiene una peluquería en el centro, indicó que en su rubro “hay una retracción de casi un 30 por ciento”. 

Por otro lado dijo que en su local “aumentó la luz un 400 por ciento”.

En tanto, agregó que “las ventas cayeron este año entre 30 y 60 por ciento, dependiendo del rubro, pero también tenemos el problema de la suba de los gastos fijos, como servicios públicos con aumentos de hasta el 600 por ciento más sueldos y alquileres”.

La crisis también llegó a las panaderías y el dirigente Jorge Boronat, del Centro de Panaderos de Ezeiza, que también representa además a Cañuelas, aseguró: “El consumo bajó, los precios de los insumos subieron demasiado, como la margarina y todos los derivados del azúcar. La mercadería no la aumentamos como se debería. Y, lamentablemente, ya cerraron algunos locales y otros terminan evadiendo”. 

Molino Cañuelas

Además, mencionó: “A pesar de que son tiempos muy complicados y pasamos por varias crisis económicas, nunca dejamos de hacer donaciones en los comedores los fines de semana, al igual que otros colegas”.

Asimismo, destacó que algunas panaderías que pagaban 100 mil pesos de tarifa de luz sufrieron un incremento que llegó a los 800 mil pesos o más: “Es un disparate. Todo muy de golpe y el bolsillo de la gente no da para más. Son momentos muy difíciles”.

Un comerciante gastronómico en la Ruta 205, sostuvo que el costo de la luz se triplicó y la actualización de los alquileres fue del orden del 50%. “Los salarios se nos hacen cuesta arriba, tenemos costos fijos por las nubes y el consumo deprimido. Tenemos una utilidad muy baja. Se empieza a ver comercios que se cierran”, señaló.

Se indicó que hay una marcada preocupación en el sector. “El comercio es la actividad más pujante al nivel PBI, representa el 17 por ciento y puede haber serias pérdidas de puestos de trabajo”, analizó el comerciante.

El dirigente de la CAME y presidente de FEBA, Camilo Kahale, sostuvo que “jamás se vivió lo que se está viviendo en este momento”. Y vaticinó: “La clase media va a desaparecer con este terrible proyecto económico que tiene el gobierno de sacar los subsidios”.

Te puede interesar
Lo más visto