Fútbol de la C: sumó por primera vez en el torneo

Deportes 26 de febrero de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Luego de tres derrotas consecutivas, y de un partido suspendido, el campeón recién sumó sus primeras unidades en esta quinta fecha. La próxima disputa será de local y a puertas cerradas en Talleres de Remedios de Escalada.
Ver galería futbol de la c aguirre
1 / 3 - Carlos Aguirre le dio el triunfo al Rojo tras su definición con mucha categoría.

Dejando de lado la funesta tarde en la que Deportivo Merlo goleó al Rojo en el Arín, el elenco de Iñiguez-Márquez no fue protagonista de malas actuaciones como para merecer semejante adverso inicio de torneo, pero la estadística dice que tras cuatro fechas disputadas no había sumado aún ningún punto (N. de la R.: a decir verdad Cañuelas jugó tres de esos cuatro partidos dado que, por el cuarto compromiso, el choque ante San Martín fue suspendido por incidentes).
Todo este cuadro de situación no hacía más que acrecentar la necesidad imperiosa de sumar no sólo para la faceta estadística, sino también y principalmente para el costado anímico de un plantel que en unos meses deberá jugar por el ascenso.

El partido
Real Pilar se llevó inicialmente la copa al merecimiento en lo que hace a lo producido en el encuentro ante el Rojo, pues tuvo el balón y en apariencia el dominio del partido.
Pero cabe remarcar que esto no se dio por ser superior al Tambero, sino porque éste apeló a cederle la posesión apostando en todo caso a la contra sin que esto significara colgarse del travesaño, algo que también cabe remarcar.
Con un manejo criterioso entonces de la pelota y los tiempos, Cañuelas fue haciendo pie con el paso de los minutos esperando su oportunidad de marcar el tan negado gol, ese mismo que no había podido lograr aún en el certamen.
Promediando la etapa complementaria Carlos Aguirre, con oficio de delantero, logró ese tan deseado gol que no sólo fue el primero del Rojo en este torneo sino también el único de aquel choque.
Gastón Brambatti, por su parte, tuvo mucho que ver en ello dado que, de hecho, se convirtió en la figura al tapar tres clarísimas situaciones de gol para el local: una cuando el partido estaba aún empatado en cero y dos cuando su equipo ya ganaba por aquel tanto de Aguirre.