Cámaras inteligentes y más personal de seguridad para combatir el delito

Política 26 de septiembre de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
El Ciudadano pudo conversar con el jefe de Gabinete municipal Fernando Jantus sobre los hechos ocurridos en el último mes en materia de inseguridad. Más infraestructura en tecnología y recursos humanos están dentro de la planificación para mejorar una situación que preocupa a los vecinos de todo el distrito.
Jantus
Fernando Jantus, jefe de Gabinete. - Foto archivo.

–Rodo Herrera: En Cañuelas se vienen dando varios hechos de inseguridad, con marchas de mucho dolor y preocupación por parte de los vecinos. A partir de lo que le ocurrió a Mirta Barcia, quien trabajaba en el municipio y la terminaron matando para sacarle un celular, hecho que fue esclarecido rápidamente, ¿cómo se trabajó y se trabajan este tipo de delitos que preocupan tanto a los vecinos?
–Fernando Jantus: Primero que nada, lamento ese hecho, yo a Mirta (Barcia) la veía todos los días en el municipio, coincidíamos en la entrada y salida de cada uno, fue un dolor muy grande, para Marisa (Fassi), Gustavo (Arrieta) y para todos los compañeros. Fue una muerte sin sentido, una muerte estúpida por un celular, realmente viendo las imágenes, uno no lo puede creer. Y afortunadamente se trabajó muy coordinadamente entre todos los elementos de la policía, las Comisarías, todas las fuerzas policiales trabajaron en este caso; se trabajó muchísimo con el área de Investigaciones. Y no sólo se utilizaron las cámaras propias, quiero destacar el trabajo que se da desde el centro de monitoreo, el personal ahí tiene un ojo que puede advertir cosas que si uno estuviera todo el tiempo mirando no lo ve. Ellos han resuelto muchos casos con estas situaciones, a su vez se utilizaron cámaras de vecinos, realmente se trabajó muy fuerte. Y tras lamentar el hecho se pudo esclarecer. 

–RH: ¿El municipio tiene prevista alguna inversión en materia de seguridad, cámaras inteligentes y actualizaciones en ese sentido?
– FJ: La tecnología va avanzando muy rápido, y en lo que es seguridad y prevención para poder determinar los movimientos. No sólo es indispensable para esclarecer un delito, sino que con la tecnología que hay, con el reconocimiento facial, los lectores de patentes, todo eso ordenado en un sistema con más potencia, va a hacer que podamos trabajar e identificar algún vehículo que sepamos que tiene antecedentes. Poder ir viéndolo por el distrito e interceptando a su vez a personas que el mismo sistema nos va a poder decir si tienen antecedentes, las vamos a poder seguir, las cámaras van a ir advirtiendo estas cuestiones. Tiene una alarma de identificación facial y hace que eso quede en una base de datos y vamos a ir reconociendo a todas las personas que estén entrando a Cañuelas. Y no sólo eso, sino que tenemos que aumentar la cantidad de cámaras, así va a ser en Máximo Paz, en el ingreso, eso lo quiero remarcar. Hablamos con los vecinos hace unos días y pronto vamos a estar instalándolas. Hablamos con los comerciantes porque principalmente los ingresos dan la calle principal, que es por donde entra y sale todo el mundo. Y cuando podamos agregar esta tecnología con el personal idóneo realmente que hoy está trabajando en eso vamos a poder prever mucho más. 

–RH: ¿Es Máximo Paz el lugar que más preocupa o hay otros?
–FJ: No, la verdad que no, hay diferentes tipos de delitos en distintos lugares, en la Secretaría de Seguridad y con el jefe comunal se hace un mapa del delito y se va trabajando día a día en ir resolviendo eso juntos. Es Máximo Paz, son los alrededores del centro de Cañuelas donde también hay hechos en los que  hay que poner el foco y en otros lugares. No quiero tampoco mencionar cada barrio, pero hoy hubo una reunión con vecinos de San Esteban, los de Ruta 3 también, nos han pedido más luminaria, más patrullaje y se va a hacer. Obviamente los recursos que tenemos son mucho menos que los que había antes, por eso nos cuesta mucho más y encima con el tema de la pandemia nos lleva a que cada uno de los policías tenga que trabajar el doble. 

–RH: ¿Cómo están resolviendo la falta de personal policial por los contagios de COVID-19? 
–FJ: Haciendo que los demás cubran el servicio, para poner un ejemplo, en el año 2016 el distrito de Cañuelas tenía 460 policías, hoy tiene menos de 350, hay una merma muy importante. Por otro lado, además de la cuarentena del COVID que afecta también a los contactos estrechos, hay una nueva actividad que se vino desarrollando desde el mes de marzo, la de ir cuidando los accesos, controlando que no venga gente de otros distritos sin permiso. Y la verdad que ese contacto de la policía de ir pidiendo permisos en cada auto también aumenta la posibilidad de contagio. Todo eso hace que tengamos menos gente, pero tenemos la que tenemos de fierro, gente muy buena. 

–RH: Esta semana se conoció la fuga de un preso de la Comisaría, ¿cómo toman esa situación donde hubo connivencia del personal de seguridad? 
–FJ: Realmente cuando nos enteramos de que faltaba un preso, con los controles que se venían haciendo, no podíamos creer cuál fue el resultado. Que también por las cámaras lo vimos salir al preso de la Comisaría, y efectivamente hubo un policía que dijo “fulano tal puede irse, está en libertad”. Eso sucedió, el que lo hizo está desafectado y procesado, ahora la justicia tiene que disponer. Pero ya no es más policía. El comisario ha sido apartado mientras se lleve adelante la investigación.

–RH: ¿Cómo se están ocupando del tema tomas y usurpaciones? 
–FJ: Con las redes sociales, los grupos de WhatsApp, los vecinos publican todo y eso lo vemos nosotros y el área de Investigaciones dentro de la policía. Digo nosotros porque desde el municipio dirigimos en cierto modo a todo el equipo policial, la verdad que es una gran decisión del Ministerio de Seguridad de la Provincia la de darle a los municipios la posibilidad de trabajar codo a codo e ir dirigiendo el trabajo policial. Porque donde se conocen los problemas es en el municipio, celebro esa decisión del Ministerio. Se ha hecho un trabajo conjunto con las diferentes policías que tenemos dentro de Cañuelas para evitar y no permitir ningún asentamiento u ocupación. Sabemos que el tema está picante, hemos tenido que intervenir muchas veces, la directiva de la justicia, de la fiscalía y del juzgado de garantías es muy clara, estas acciones no se van a permitir. Y la decisión política de Marisa Fassi es clarísima, acá no vamos a permitir que nadie venga a usurpar terrenos. De hecho, personalmente interviene en más de una oportunidad hasta que logramos desalojar a los usurpadores y lo vamos a seguir haciendo. Hay una fuerza conjunta entre el poder judicial, el poder policial y el municipio para que apenas ocurra una situación como ésta, trabajarlo. De hecho, hace unos días, gracias a una información sobre un grupo de extranjeros que decían que iban a tomar tierras se trabajó conjuntamente con el municipio de Ezeiza y se los detuvo realizando esa toma. Hoy hay 10 personas detenidas por ese motivo, el trabajo ha sido muy positivo y lo vamos a seguir haciendo y obviamente no vamos a permitir tomas. Nuestro distrito es más apetecible por la cantidad de tierra que tiene comparado con otros municipios, por suerte estamos lejos pero como el conurbano está bastante completo empiezan a salir a lugares donde hay más tierra disponible.

–RH: En materia productiva Cañuelas está en una posición privilegiada, está previsto que en el último bimestre del año empiecen a verse los resultados. En términos de seguridad, ¿cómo está la infraestructura para lo que se viene, está prevista alguna inversión significativa, más allá de las nuevas cámaras?
–FJ: Sí, lo más necesario son cabezas pensantes, policías que puedan abarcar más territorio, por supuesto que hacen falta móviles y le hemos pedido al Ministerio de Seguridad. Necesitamos personal, de hecho, en el distrito durante la gestión de Ritondo nos bajaron la cantidad de policías de una forma impresionante. Nos quitaron también la escuela de policías que tanto esfuerzo había hecho el municipio para tener. Yo no estaba en ese momento acá pero sí en el Ministerio y conozco el esfuerzo que hizo Marisa, principalmente, con este tema. Con ella trabajamos mucho en su momento. Y la verdad que te quiten policías, no te den medios, móviles, te pone en una situación desventajosa. A su vez, con la cantidad de caminos rurales que hay los móviles no alcanzan para cubrir todo. Sobre eso, hoy tuvimos un reclamo de los ciclistas –por el hecho que tuvimos a principios de semana en el que dos personas en moto balearon a alguien–, realmente las personas que quieren ir por los caminos rurales a andar en bici dicen “esto así no puede ser”. Así que vamos a trabajar en corredores seguros, sobre todo para los lugares donde se hace ciclismo. No vamos a poder cubrir todo, por eso vamos a hacer corredores que van a estar patrullados, lo vamos a notificar para que la gente sepa que ahí va a estar custodiado. Necesitamos sí o sí más móviles, la Policía Rural ha colaborado mucho y lo sigue haciendo, necesitamos la fuerza de esa policía. Y con la posibilidad de más personal, que nos quitaron de acá para mandarlos a otros distritos, a Campana, La Plata, Berisso. Vamos a tratar en conversaciones con la cartera de Seguridad para recuperar gente que está en otro lado y son de acá. 

–RH: ¿Habrá más patrulleros entonces?
–FJ: Sí, el esfuerzo lo va a hacer el municipio, estamos haciendo gestiones para tener más móviles policiales que los vamos a ir distribuyendo en las Comisarías, en Destacamentos. A su vez el personal de seguridad de la Guardia Urbana, si bien está haciendo un trabajo muy fuerte, estamos analizando la posibilidad de implementar personal para ir cubriendo en horarios de la noche y que la gente esté tranquila todo el día.


Rodo Herrera - [email protected]