COVID-19: autorizarán la práctica de actividad física al aire libre

Deportes 01 de agosto de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Si bien se descartó la reapertura de los gimnasios, se evalúa que la actividad de los mismos pueda llevarse a cabo en espacios abiertos (aire libre) mediante un cronograma que abarque diferentes disciplinas.
actualidad covid

La cartera de Deportes y Discapacidad continúa trabajando en pos de la apertura paulatina de nuevas actividades reuniéndose con referentes de diferentes disciplinas, recibiendo protocolos y elevándolos al Comité de Evaluación.

En este marco esta semana funcionarios municipales se reunieron con referentes de gimnasios locales planteándose la posibilidad de elaborar un cronograma mediante el cual los profesores puedan dar sus clases en lugares abiertos (aire libre) respetando naturalmente el distanciamiento social.

De esta manera los ‘profes’ y sus alumnos podrían concurrir, por ejemplo, al Parque de la Salud o al playón de Los Aromos para dar allí su clase acogiéndose no sólo a normas de salubridad sino también a un estricto cronograma. Todo esto podría ponerse en marcha la semana próxima.

Lo que queda descartado es el retorno de los gimnasios tal como funcionaban en sus propias sedes (N. de la R.: entiéndase por ello lugares cerrados).

Por otro lado se avanza en el retorno de la práctica de atletismo y ciclismo (ruedas finas y rural bike) realizando reuniones con referentes de estos deportes buscando aunar criterios y protocolos, también para el mes de agosto, en tanto que el de los deportistas de élite es un tema en sí mismo que la cartera municipal está analizando.

Autorizacion gimnasios
Opiniones

El Ciudadano entrevistó a representantes de diferentes gimnasios, de los cuales en su gran mayoría formaron parte de aquella reunión, con el fin de conocer sus posturas respecto a los pasos que está dando el municipio en relación al retorno de la actividad física.

Adrián Saavedra: “Entiendo perfectamente que mi actividad en particular, musculación y entrenamiento con aparatos, va a ser la última en habilitarse. No obstante, reconozco las buenas intenciones y la buena onda que se le está poniendo al tema”.

Franco Capistrano: “La propuesta creo que no logra adaptarse a todas las realidades dado que una cosa es un gimnasio con máquinas y aparatos, otra diferente es un lugar como el mío donde trabajamos con pesos libres y otra diferente los ámbitos en los que practican taekwondo, zumba o telas. Nos explicaron que esta no es una fase en la que se podría hacer esto, pero que están haciendo un esfuerzo para poder reactivar nuestro sector. Entonces lo que nos ofrecen es hacer la actividad al aire libre con una persona cada quince metros cuadrados teniendo una distancia de tres metros entre personas,  controlando a la vez el ingreso y el egreso y sin poder compartir elementos. En mi caso y de acuerdo a la actividad que llevo adelante es inviable trabajar así. Yo doy clases de entrenamiento de fuerza en forma personalizada o en circuito utilizando materiales como barras, discos, mancuernas y demás lo cual no se podría hacer. De acuerdo a esas normativas para poder hacer un circuito con diez personas debería tener no sólo diez estaciones con ejercicios diferentes sino también diez unidades de cada uno de los elementos a utilizar. Eso es inviable por cuestiones de logística. A mí esta propuesta no me sirve, no llega a alcanzarme y para dar clases al aire aunque sin elementos prefiero seguir por Zoom sabiendo que en su casa los alumnos tienen elementos o materiales para usar. No obstante en mi caso en el gimnasio tengo un amplio patio y si hacen un análisis más individual, o sea caso por caso, podría servirme, pero no todos tienen la misma realidad y por eso creo debería analizarse caso por caso lo cual abarcaría a todos. Otro tema es el del horario dado que, como en mi caso mi alumnado asiste luego de las 18 horas, no sería aconsejable llevarlos al aire libre con las bajas temperaturas actuales o incluso bajo el rocío. ¡Los cuidamos del COVID pero se van a pescar una gripe! También es cierto que es totalmente entendible que no se pueda hacer actividad bajo techo”.

Gabriel Floriani: “La reunión me pareció bastante positiva, por lo menos sabemos para dónde estamos orientados. Obviamente no tenemos una respuesta precisa aunque, de seguir todo como está en la actualidad, desde mediados de agosto se podría empezar a hacer actividad al aire libre con el correspondiente protocolo. Los gimnasios cerrados por el momento no van a poder volver a la actividad más allá de ser un sector que está sufriendo mucho. Hay una realidad y uno no sabe cómo se va a comportar el virus dependiendo de ello que todo esto se aplique o no. Además creo que no todos los propietarios de gimnasios tenemos la misma realidad. Hay quienes necesitan empezar a laburar ya mismo y otros como yo, que si bien siento tener el gym cerrado, con las clases virtuales voy zafando. La reunión fue buena y sirvió como para estar cerca de quienes toman las decisiones y para saber cómo viene la mano”.

Julio Carrizo: “Nos informaron que estábamos en Fase 3 pero que van a autorizar ciertas actividades físicas al aire libre. Destaco que tienen la mejor predisposición y van a intentar ayudarnos en todo lo que puedan para que podamos volver a la actividad, pero esto es lento y hay que ir viendo la evolución de la pandemia y cómo se va dando en nuestra ciudad. El próximo martes nos reuniremos nuevamente para ir redondeando el tema”.

Susana Cattaneo: “Me parece bien esta movida. Está bueno que se nos de una oportunidad y empecemos a trabajar nuevamente. Los protocolos deben ser muy estrictos más allá de estar al aire libre y hay que estar muy atentos a las planificaciones de las clases para que los chicos no estén en contacto entre sí, respetando distancias incluso. El que creo que es un tema en sí mismo es el de los más chiquitos que necesitan continuamente del contacto con abrazos y besos, algo habitual en ellos, reemplazando todo ello por el saludo canchero del codo. Esas son cosas que deben ir acompañadas por una charla de los padres. Es cuestión de ensayo y error, hay que probar pero siempre trabajando con conciencia y siendo profesionales. Es un tema delicado y veremos la semana que viene, en una próxima reunión, qué ideas se brindan. He escuchado que en Lobos están usando protocolos de seguridad que están funcionando muy bien. Es cuestión de abrirse y escuchar propuestas y ver qué es lo que funciona en otros distritos para poder aplicarlos acá”.


Matías Folgueira - [email protected]