Una mirada con poco material y ausencias del patrimonio

Cultura 25 de julio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
A través de imágenes tomadas por gente anónima y en otras por familias, o gente amateur, se puede llegar a tener una idea del Cañuelas de otros tiempos. Pero la falta de material, hace notar el descuido que hay. Desde la página en Facebook de La Vieja Herrería, de Pablo Garavaglia, se encuentran algunas fotos. En el Museo y Archivo Histórico ‘Lucio D. García Ledesma’ no perduran registros.
cañuelas
Ingreso al entonces pueblo de Cañuelas.

Cañuelas no ha sido cuidada por algunos de sus habitantes y autoridades. Las clásicas casas chorizo, algunas con cierto art nouveau, no se encuentran. Y mucho menos la vieja Iglesia del Carmen y la Casa de Zelarayán.

Cañuelas está siendo cambiada.  Los estilos se fueron desdibujando. Hubo cierto crecimiento y desarrollo de edificios de tres pisos. Y no se ha podido mantener su patrimonio, hoy desaparecido, abandonado o dañado. Del mismo modo que su patrimonio visual.

El herrero e investigador amateur local Pablo Garavaglia viene juntando material fotográfico de distintas viviendas, instalaciones, campos, calles, carteles, objetos. Hay varios estilos, pero son todas señales de vida dejadas por habitantes de otras décadas y hasta de siglos. Garavaglia reúne y sube el material que le hacen llegar a Facebook. En ocasiones se descubre la depredación del espacio público.

Según Garavaglia, “creo que hay material fotográfico de Cañuelas fuera del país.  Resulta que el vecino Oraldo Giatti mandaba muchos tramos de películas de Cañuelas a Disney, donde tenía un amigo argentino de apellido Procopio, quien las devolvía en fotos. En Estados Unidos se caracterizan por tener mucho archivo. Por lo que es mi hipótesis, que allá tienen cosas nuestras. Hasta ese amigo le hizo llegar a Giatti una maqueta del Cine-Teatro Italia. Y que creo que las hizo a partir de fotos”.

Giatti durante años acumuló material fotográfico y cinematográfico. Tenía un archivo particular que serviría para repasar y entender la historia local. Con su muerte esas imágenes se perdieron.

Sobre las fotos y películas de Giatti, Garavaglia respondió que “no sé su destino. Lo último que vi fue porque convocaron a un trabajo de herrería en su vivienda. En el fondo de su hogar tenía un cuarto con las pilas de las fotos y cajas. Pero me dio una impresión de un lugar precario donde estaban. El ya había fallecido”.

“No creo que haya un lugar en Cañuelas con un archivo de foto. Todos me vienen a ver a mí. Desde 1983 estoy juntando fotografías. Y tengo todo tipo de fotos. Entonces para que las imágenes no se pierdan las comparto y se encuentra en el Facebook de La Vieja Herrería. Publicaciones y cosas de Cañuelas, propias que encontré y otras que la gente aportó están allí”, afirmó el aficionado a la historia local.

“No serán las imágenes que tenía Giatti, las que se conformaron en gran medida por su padre dueño del Cine-Teatro Cañuelas, sino que también –refiere Garavaglia– ellos  fueron recibiendo donaciones de vecinos. Había registros fílmicos de Cañuelas de los años 20 y 30, los que luego eran pasados en las funciones de los domingos. De esas cintas pude quedarme con dos fotogramas que me dio Giatti”.

Esa falta de la toma de conciencia del valor de los archivos fílmicos y fotográficos, para Garavaglia, “se está completando gracias a Dios, se puede ahora mostrar fotos a los chicos en las escuelas como estuve haciendo. No es una pérdida del todo. Había una colección importante de fotos. Pero esto que nos pasa ocurre en otros lugares. También esto se traslada a que la mayor colección bibliográfica del gaucho se encuentra en Estados Unidos. Por eso es probable que en ese país cuenten con fotos también de Cañuelas”.

herreria
Libertad cuando era dos manos. Aporte de Margarita Arrieta a La Vieja Herrería.

Desde hace dos años La Vieja Herrería viene sosteniendo con mayor frecuencia la recuperación de imágenes para la historia política, cultural y social de nuestro partido. Más allá de estos faltantes Garavaglia mantiene cierto optimismo: “Si no se hacía esto se perdía. Uno puede tener las mejores intenciones, pero surgen un imprevisto, una fatalidad y ese material se pierde”.

Para paliar el déficit de preservación del material fotográfico y audiovisual, Garavaglia entiende que “sería bueno que surja alguna normativa, tal vez una ordenanza, pero ya lo hemos pasado con la Guardia del Juncal, que terminó en un fracaso su aplicación. Es una muestra de lo que sucede a veces con una ordenanza y no se cumplió. Crear más cosas me genera dudas, es gastar tiempo. Ojalá que alguien haga otras cosas mejor que la que inicié”.

Sobre las imágenes del pasado y qué rol han jugado las políticas públicas, el director del Museo y Archivo  Histórico ‘Lucio D. García Ledesma’ Gustavo Recalt, le dijo a este semanario: “No tenemos material del Cañuelas antiguo en imágenes. Lo que había era del vecino Giatti, a quien el Molino (Cañuelas) le iba a publicar un libro, pero lo sorprendió la muerte. Tenía muchas cosas antiguas este hombre; que se las enviaba a Disney por el contacto que tenía de un amigo allá y se las mejoraba. En varias ocasiones le pedí tener algo de esas imágenes, pero nunca quiso ceder. Inclusive tenía el acta de nacimiento de Carlos Vega. Recuerdo que me lo mostró en la puerta de museo y se fue”.

Para el historiador Recalt, “el coleccionista le hace mal a la historia. Se juntan cosas de manera particular, se guardan, pero no se las dona a los repositorios. No tenemos referencias documentales en el Museo y Archivo Histórico”.

“Hay un déficit en el Museo con eso (del patrimonio audiovisual) del Cañuelas de antes. Existen algunas copias de fotos del tren que había hecho don Lucio (García Ledesma). Pero a nivel gráfico y fílmico no hay nada”, sentenció el director del Museo.


Leandro Barni - [email protected]