Fútbol AFA: Por ahora son seis las desvinculaciones de ‘El Rojo’

Deportes 27 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Carlos Madeo, Walter Silva, Emiliano Lugo, Leandro Correa, Lucas Medina y Alan Visco son los primeros futbolistas en dejar el club aunque no se descarta que se produzcan algunos alejamientos más. Se realizó un nuevo acuerdo salarial con quienes continúan en ‘El Tambero’.
Ver galería Futbol C madeo WEB
1 / 3 - Una imagen del pasado: Madeo firmando el contrato que lo ligó al CFC.

El Cañuelas Fútbol Club confirmó recientemente que varios de los futbolistas del primer equipo no continuarán en la institución una vez vencidos los contratos, algo que sucede exactamente en estos días de fines de junio.

De hecho Carlos Madeo, Walter Silva, Emiliano Lugo, Leandro Correa, Lucas Medina y Alan Visco son los primeros futbolistas a los que el CFC no les renovó contrato aunque se estima que no sean los últimos según comentó Daniel Roncoli, presidente de la entidad Roja, quien admitió que puede llegar a haber algún caso más.

“En esta incertidumbre de no saber qué pasa puede haber todavía algunas otras bajas, no creo que muchas pero alguna más podría haber”, afirmó el mandamás ‘Tambero’.

En relación a los motivos, Roncoli explicó que aquellos alejamientos se deben a que el cuerpo técnico no tendrá en cuenta a los citados futbolistas una vez que se reanude la actividad, cosa que nadie sabe cuándo puede llegar a suceder.

“No se sabe qué se va a jugar por lo que es muy complicado planificar el futuro y el 30 de junio había que resolver tema contratos, en especial para gente grande a la que no se puede manosear como Madeo y Silva”, puntualizó Roncoli quien en relación al regreso del fútbol e incluso en lo que hace a la definición de los ascensos fue categórico: “No hay ni una sola novedad de nada, es todo incierto”.

Respecto al tema salarial, Roncoli afirmó que el elenco se encuentra al día cobrando lo acordado hasta el 30 de junio sin embargo, quienes continuarán en ‘El Rojo’, tendrán un acuerdo particular.

“El 90% del plantel tiene su continuidad asegurada realizando un esfuerzo las dos partes dado que los jugadores aceptaron armar un acuerdo mixto: un sueldo si no se juega ni se entrena y otro en el momento que se sepa qué va a pasar y podamos tener algún recurso”.

Como suele suceder cada vez que se producen alejamientos, estos generan incorporaciones aunque éste resulta ser todo un tema en este cuadro de incertidumbre que domina no sólo lo relacionado a la fecha de la vuelta a la actividad, sino también en lo concerniente a qué es lo que se va a jugar.

“El tema incorporaciones dependerá de cómo se plantee lo que viene”, afirmó el presidente remarcando a la vez que “cualquiera que venga deberá sumarse al mismo régimen de los jugadores que continúan”. Es decir el de salarios de acuerdo a la situación que se viva de inactividad o actividad.

“Los arreglos son ad referendum de la competencia que se juegue”, sentenció Roncoli.

 Protocolo COVID-19

Días atrás la AFA envió a los clubes de la Liga Profesional un borrador sobre un posible protocolo a utilizar en el regreso del fútbol, lo cual sucederá como ya se afirmó cuando todo el país ingrese en Fase 4.

En cuanto a las medidas propuestas, se recomienda que no haya más de “seis jugadores por sesión de entrenamiento en la misma cancha, lavarse las manos, usar desinfectante de manos, evitar tocarse ojos, boca y nariz y diversas formas de contacto físico”.

Del mismo modo se insta a “realizar tests y seguimiento cuando sea necesario: estar cerca de los participantes para advertir síntomas de la gripe, aislar a afectados, contactar con médico, realizar chequeos médicos diarios y llevar a cabo pruebas específicas del sistema respiratorio, cardíaco y músculo-esquelético”.

En cuanto a los tests, se especifica que el primero de ellos debe realizarse setenta y dos horas antes de reanudar la actividad futbolística para evitar falsos negativos (asintomáticos portadores), en tanto que el segundo se debe llevar a cabo antes de la primera sesión de entrenamiento y luego semanalmente. Posteriormente se harán pruebas a los participantes del fútbol, ya sea en casa o en lugares indicados en los clubes.

Un tema para nada menor es el de los costos dado que, se estima, cada test posee un valor de $1.500 por lo que, considerando que AFA especificó que "deben realizarse al menos cinco tests por mes a cada uno de los integrantes de los planteles" y teniendo en cuenta que un plantel consta de sesenta personas aproximadamente entre jugadores, cuerpo técnico y personal auxiliar, esta movida que incluye costos operativos también tendría un valor de $750.000 mensuales.

Por el momento estas medidas fueron enviadas a los elencos de Primera siendo totalmente incierto por un lado quién se hará cargo de dicho costo y, por el otro, si se incluirá al ascenso.

De más está decir que para un club del ascenso resulta prácticamente inviable hacer frente a semejante cifra.