Futbolistas que rompieron las fronteras cañuelenses

Deportes 13 de junio de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Rubén ‘Yaya’ Rossi, Marcelo Rufini, Carlos Alberto Chiappe, ‘Pino’ Capistrano y Alejandro Noriega, futbolistas que en diferentes épocas trascendieron los límites de la ciudad o bien del fútbol local.
Ver galería futbol ruben dario yaya rossi tapa de el grafico WEB
1 / 5 - Rossi en la tapa de El Gráfico tras convertirle el gol a Boca Juniors que clasificó a San Lorenzo a la Libertadores.

En la anterior edición de El Ciudadano se publicó la primera entrega de un informe donde se enumeró un listado de futbolistas que han trascendido en su deporte en el ámbito nacional e incluso internacional teniendo todos, como punto en común, estar relacionados en algún punto con Cañuelas. 

Este último ítem abarca tanto a quienes son considera­dos cañuelenses por vivir en estos pagos como así tam­bién otros que, sin vivir dentro del partido de Cañuelas, estuvieron ligados a la escena futbolística local al jugar, por ejemplo, en el Cañuelas Fútbol Club (CFC). 

Rubén ‘Yaya’ Rossi 

Formado en las divisiones infantiles del CFC, Rubén Darío Rossi alcanzó la fama en el equipo superior de San Lorenzo con solo 17 años convirtiendo un gol histórico en la liguilla pre-Libertadores ante Boca Juniors (a Navarro Montoya), integrando luego el plantel de la Selección Nacional que disputó el Torneo Preolímpico Sub 23 de 1992 compartiendo elenco con jugadores como Simeone, Latorre, Berizzo, Astrada y Gamboa. También jugó en el Daewoo Royals de Corea, en el Toulouse francés y en Estudiantes de Buenos Aires. 

Carlos Alberto Chiappe 

Hacia fines de los sesenta un joven Chiappe se sumó a la Quinta División de Quilmes debutando en el equipo superior, en la B Nacional, en 1971, logrando luego el ascenso a Primera en 1975 compartiendo plantel con el ‘Bulldog’ López. 

Tras aquella experiencia Chiappe pasó a Platense (logró el ascenso a Primera en el ‘76) surgiendo luego la posi­bilidad de sumarse a Estudiantes de Mérida (Venezuela), equipo en el que debutó en plena Copa Libertadores de América. Ya en 1979 se sumó a Atlético Tembetary de la Primera División paraguaya pasando luego a Deportivo Cali (Colombia) jugando nuevamente la Copa Libertadores enfrentando a Rosario Central, River Plate y a Flamengo en el mítico Maracaná. El fin de su carrera profesional llegó en Club Atlético Banfield jugando después para Athletic de Lobos en la Liga Lobense. 

Alejandro Noriega 

Oriundo de Máximo Paz, aquel alto delantero que siendo un pibe debutó en la Primera del CFC en los pri­meros años de los 2000 se ha convertido en un reconocido futbolista del ascenso convirtiendo no sólo numerosos sino, además, decisivos goles. 

Después de dejar el CFC, ‘Ale’ pasó a Tigre jugando luego para San Telmo, Flandria, Estudiantes de Case­ros, Tristán Suárez, Defensores de Belgrano, Deportes Concepción (Chile), Colegiales, Los Andes, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Douglas Haig, UAI Urquiza y Atlético San Miguel. 

Marcelo Rufini 

Quien supo ser DT de Cañuelas tuvo una carrera más que interesante como futbolista profesional. De hecho llevó su fútbol a Vélez Sarsfield (1991), Quilmes (1992) y Platense (1992) en lo que hace a Primera División ju­gando a la vez en la B para Almirante Brown (1984-1988 y 1996-1997), Quilmes (1989-1991), Unión de Santa Fe (1992-1994), Chacarita Juniors (1994-1996) y Aldosivi (1997-1998). 

El cañuelense también defendió la casaca de San Telmo y Laferrère contando además con un paso por el fútbol israelí. 

José ‘Pino’ Capistrano 

Además de jugar en el primer equipo del CFC, Capis­trano vistió la camiseta del Udinese italiano a mediados de la década del ‘70.