Kicillof asumió su segundo mandato y gritó: "Viva la Justicia social, carajo"

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires recibió los atributos en La Plata. Ponderó su gestión y mandó un mensaje: "Hacen falta más derechos, hace falta más y mejor Estado". Estuvo presente la ex vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Política 11/12/2023 El Ciudadano
Kicillof
Kicillof con Verónica Magario, vicegobernadora. Fue reelegido y estará otros 4 años al frente de la PBA.

El gobernador Axel Kicillof se comprometió hoy ante la Asamblea Legislativa y la militancia a "seguir transformando la provincia" de Buenos Aires y a "defenderla", tras asumir su segundo mandato al frente del Ejecutivo bonaerense. El acto se llevó a cabo en La Plata, comenzó en la Legislatura y concluyó en la puerta de la Gobernación.

Pasadas las 18, y con una importante cantidad de militantes en Plaza San Martin, el gobernador llegó a la Legislatura acompañado de su pareja, Soledad Quereilhac, y de sus dos hijos, León y Andrés.

En el lugar ya aguardaba su llegada la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien ingresó al recinto acompañada por la vicegobernadora y titular del Senado provincial, Verónica Magario, y el presidente de la cámara baja, Alejandro Dichiara.

En el medio de un fuerte aplauso y gritos, la ex mandataria se ubicó en el palco central junto a la familia del gobernador.

El arribo de Kicillof estuvo precedido por un video en el que se repasó la gestión provincial de los últimos cuatros años y luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino con la presencia de la Camerata y coro de niños.

Tras la aceptación y jura en el cargo como gobernador, la vicegobernadora le entregó los atributos: la banda con la insignia nacional y el bastón que, según detalló el orfebre Juan Carlos Pallarols, contiene un homenaje a las Islas Malvinas, el escudo bonaerense y las frases: "Independencia económica, soberanía política, justicia social. Gobernar es crear trabajo".

Antes de pronunciar el discurso, que se extendió por 35 minutos, el gobernador agradeció a los bonaerenses que lo hayan votado o no, a los ministros de su Gabinete, a los nuevos funcionarios, a los intendentes electos, a los presentes y en especial a la ex vicepresidenta de quien dijo "admiro demasiado".

"Gracias Cristina por venir, gracias por estar", sostuvo emocionado y del otro lado, Fernández de Kirchner, alzó su mano y asintió su cabeza al borde de las lágrimas.

Cristina
Cristina y Máximo estuvieron presentes junto al gobernador reelecto.

"Los bonaerenses no nos eligieron para seguir haciendo lo mismo, ni para mantener lo hecho. Nos eligieron para seguir transformando la Provincia. Ese es el contrato electoral que vamos a honrar en los próximos 4 años", manifestó Kicillof, quien reconoció que estaba "muy emocionado" tras jurar "por la Patria y el pueblo de la provincia de Buenos Aires".

Frente a la Asamblea Legislativa remarcó que su compromiso "es seguir gobernando para todos, sin distinción" y precisó que "dijeron que no sobran derechos, que no sobra Estado. Exactamente al revés. Hacen falta más derechos, hace falta más y mejor Estado. Sabemos que nada de eso se consigue sin recursos".

"No soy el gobernador de una isla. Soy gobernador de casi el 40% de los argentinos cuya calidad de vida depende en mucho de lo que haga o deje de hacer el gobierno nacional", afirmó y subrayó que "la libertad solo es posible si hay igualdad. La vida no es un mercado. Y la patria no se vende".

Tras el discurso, junto a Magario y su familia, Kicillof dejó la Legislatura y cruzó la plaza San Martin hasta las puertas de la Gobernación bonaerense, donde se montó un escenario para dirigirse a los presentes.

Durante el trayecto, el gobernador saludó y se fotografió con vecinos, mientras lo esperaban militantes de organizaciones políticas y sociales que agitaron sus banderas insignias al ritmo de los bombos y redoblantes.

En esta oportunidad también tomó la palabra la vicegobernadora Magario, que calificó al mandatario como "el gobernador que supo poner de pie la provincia más importante del país" y le celebró la presencia de "lo0s compañeros para la resistencia".

Ante una multitud que en más de una vez lo ovacionó, el reelecto gobernador bonaerense aseguró que "defenderá a los sectores que necesitan apoyo y acompañamiento" y aclaró que hará "los mayores esfuerzos por gastar cada peso bien, en beneficio del pueblo".

"La provincia demostró que la patria es el otro", dijo el mandatario al referirse a los últimos resultados electorales y agregó que algunos sectores "fantasean con que el peronismo o kirchnerismo está enterrado, pero hay que recordar que el 44% nos votó" a nivel nacional.

"Por voluntad popular, el peronismo gobierna la provincia más grande de la Argentina", señaló.

Durante su discurso, Kicillof saludó y agradeció al ex candidato a presidente Sergio Massa, que motivó que los presentes cantaran "somos de la gloriosa Juventud Peronista/ Somos los herederos de Perón y Evita".

Marisa Obras

Posteriormente, manifestó que es su obligación "defender a la provincia" y destacó sentir alegría por "ver a un pueblo que defiende lo suyo con amor, sin odio, alegremente, unido y organizado".

"¡Viva la justicia social, carajo", concluyó Kicillof ante la multitud que coreó "Axel querido/el pueblo está contigo". Fue un mensaje que apuntó al latiguillo de Javier Milei, el flamante Presidente que suele cerrar sus discursos al grito "¡Viva la libertad, carajo!".

El acto concluyó con nuevos saludos a la militancia y fotos al ritmo de "Donde las águilas se atreven" de la banda Ataque 77, que sonaba de fondo.

Además de legisladores de ambas cámaras, presenciaron la jura en las sillas dispuestas frente al estrado el flamante intendente de La Plata, Julio Alak, quien fue aplaudido antes de tomar asiento; miembros del Gabinete bonaerense; el ex gobernador Felipe Solá; los diputados nacionales Máximo Kirchner, Hugo Yasky, Julio Pereyra, Ramiro Gutiérrez; el ex ministro de Denfesa, Jorge Taiana; la madre de Plaza de Mayo, Taty Almeida, y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto; el senador nacional Oscar Parrilli, y el ex ministro del Interior, Edardo 'Wado' de Pedro.

También participaron el ex titular de Acumar, Martín Sabbatella; el ex ministro de Ciencia, Daniel Filmus; el abogado laboralista y ex diputado Héctor Recalde; los intendentes Fernando Espinoza (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Julio Zamora (Tigre), Juan Ibarguren (Pinamar), Mario Secco (Ensenada), Fabián Cagliardi (Berisso), Federico Otermín (Lomas de Zamora), Mayra Mendoza (Quilmes), Federico Achával (Pilar) y Gustavo Barrera (Villa Gesell).

Además, estuvieron presentes los representantes gremiales Sergio Palazzo (La Bancaria), Hugo Moyano (Camioneros), Hugo Godoy (ATE), Abel Furlán (UOM), Vanesa Siley (Judiciales), Carlos Acuña (Estancieros), Oscar de Isasi (ATE provincia) y el secretario general de la CGT, Héctor Daer.

Sin dudas, el refugio del kirchnerismo y el peronismo es la Provincia de Buenos Aires.

Te puede interesar
Lo más visto