Dejaron ‘El Rojo’ y se fueron a ‘El Granate’

Deportes 12 de mayo de 2020 Por El Ciudadano cañuelense
Tres deportistas de categorías formativas que hasta el 2019 militaban en Cañuelas Fútbol Club, encararon el 2020 en Club Atlético Lanús. Dos de ellos son basquetbolistas en tanto que el restante es futbolista quien, incluso, ya había formado parte de la institución del Gran Buenos Aires.
Ver galería Continuidad fuera de cañuelas basquet vera di tomaso
1 / 3 - Vera Di Tomasso se sumó a Lanús tras una década en el CFC.

Si bien es cierto que la búsqueda de nuevos horizontes por parte de deportistas es algo habitual e incluso inexorable, también lo es que en la escena local se daba poco o, en todo caso, con deportistas por lo general ya consagrados en el nivel donde se encontraban compitiendo.
Pero al igual que en el paisaje nacional, la realidad vernácula se ha ido modificando en los últimos años al punto de llegar, en la actualidad, a haber casos en los que quienes dejan sus clubes buscando progresar en su carrera. Son apenas chicos que, muchas veces, ya empiezan a ver en el deporte una alternativa laboral para el futuro inmediato.
En este caso El Ciudadano se comunicó con tres deportistas que hasta 2019 jugaron en el CFC pero que, independientemente de la cuarentena, decidieron continuar con sus carreras en este 2020 en Club Atlético Lanús.

-Eros David Vera Di Tomasso. Tras lucir la casaca de ‘El Rojo’ por diez años, el basquetbolista decidió emigrar buscando nuevos desafíos. 
De hecho Vera Di Tomasso se sumó al CFC en 2009, con apenas seis años, por lo que se formó como deportista en el club de calle Lara siendo habitual el hecho de jugar en dos categorías: la propia y una superior.
Tomándose el básquet muy seriamente, el deportista habitualmente se pone metas personales que naturalmente busca superar logrando, en este marco, varios títulos a nivel clubes siendo convocado por tres años consecutivos a la Selección Metropolitana ganando incluso un torneo con dicho elenco. 
En 2019 formó parte de los U17 (Cadetes) del Cañuelas Fútbol Club  integrando incluso la Primera, siendo recientemente tentado en reiteradas oportunidades por clubes como Racing, Independiente y Temperley hasta que, en enero pasado, fue seducido por Club Atlético Lanús por lo que tras llevar a cabo una primera prueba ya fue incorporado a ‘El Granate’ realizando incluso la pretemporada hasta que la cuarentena provocó naturalmente el cese de actividades.
Vera Di Tomasso viajaba a diario en tren hasta Lanús, haciéndolo a lo largo de prácticamente toda la semana, entrenando por períodos de tres a cuatro horas.
Si bien el joven sigue cursando sus estudios secundarios, apuesta fuerte por el básquet pensando no sólo en progresar sino incluso en la posibilidad de llegar a convertirse en jugador profesional y, por ende, vivir del deporte el día de mañana.

-Gerónimo Patritti. Hace una década y con apenas 7 años, Pattriti se sumó a Club Atlético Lanús luego de haber participado en un mundialito organizado por aquella entidad jugando para EFIC. Aquella primera etapa en ‘El Granate’ duró varios años llegando a la Pre Novena para luego sumarse al Cañuelas Fútbol Club.
En ‘El Rojo’ Patritti formó parte de los planteles de Novena, Octava y Séptima quedando en la lista para formar parte de la Reserva, entrenando incluso con Primera, cuando se dio la oportunidad de regresar a Lanús por lo que, tras la prueba que realizó inicialmente por una semana, fue convocado por siete días más repitiéndose esto por varios meses hasta que fue confirmado de cara a la temporada 2020.
“Toda mi vida jugué de enganche y ahora pasé a jugar de 6, posición en la que jugué en una práctica y parece que lo hice bien”, comentó el cañuelense agregando: “Viajo a diario, entrenando de lunes a viernes, por lo general en tren mientras que cuando puede me lleva mi viejo”.
“A esta altura ya es todo más serio y lo tomo como una profesión; es algo que me encanta hacer y ya no lo hago por diversión. Mi objetivo es poder jugar profesionalmente y eso es lo que tengo en mi cabeza”.

-Martín Rodríguez. Es un chico que, en 2015 y cuando tenía 13, comenzó a jugar básquet en el CFC destacándose entre sus compañeros al punto de, con apenas 15 años, debutar en la Primera de la citada entidad de la mano de Dionel ‘Vieja’ Sánchez.
Oriundo de Tristán Suárez aunque formado en el club ‘Tambero’, la pasada temporada el basquetbolista promediaba unos veinticinco minutos de juego por partido, en Primera, hasta que fue tentado por  Club Lanús al que finalmente se sumó por lo que Cañuelas Fútbol Club  perdió un importante proyecto de jugador.
Salvo este impasse provocado por el aislamiento obligatorio, Rodríguez viaja habitualmente en tren a entrenar a ‘El Granate’ en tanto que, al momento de responder acerca del alcance del básquet en lo personal, el joven fue contundente: “Lo tomo simplemente como un pasatiempo en el cual busco sumar experiencias”.